El dolor de cuello es una queja frecuente. Los músculos del cuello pueden distenderse por la mala postura, ya sea que te inclines sobre la computadora o te encorves sobre la mesa de trabajo. La artrosis también es una causa frecuente del dolor de cuello.

En pocas ocasiones, el dolor de cuello puede ser un síntoma de un problema más grave. Se debe buscar atención médica si el dolor de cuello está acompañado por entumecimiento o pérdida de fuerza en los brazos o en las manos, o si tienes un dolor punzante en el hombro o debajo del brazo.

Estos son algunos de los signos y síntomas:

  • Dolor que suele empeorar si sostienes la cabeza en un lugar durante períodos largos, como cuando conduces o cuando trabajas frente a la computadora
  • Rigidez en los músculos o espasmos
  • Capacidad disminuida para mover la cabeza
  • Dolor de cabeza

Busca atención médica de inmediato si el dolor de cuello intenso es consecuencia de una lesión, como un accidente automovilístico, un accidente por hacer un clavado en el agua o una caída.

 Es importante la atención inmediata si tu dolor de cuello presenta las siguientes características:

  • Es intenso
  • Persiste durante varios días sin alivio
  • Se extiende a los brazos o a las piernas
  • Está acompañado de dolor de cabeza, entumecimiento, debilidad u hormigueo