Hay términos médicos que desconocemos. El dolor en la cara anterior de la rodilla o Síndrome Femoropatelar, que es uno de los procesos traumatológicos más frecuentes en deportistas y en no deportistas, es debido a múltiples causas. De estos cuadros, sólo un porcentaje se deben a Condropatía Rotuliana.

Durante muchos años ha habido una confusión al usar el término Condromalacia Rotuliana, y aplicarlo a todos los cuadros de dolor anterior de la rodilla. En laactualidad se prefiere usar el término “Condropatía”, en referencia a los casos en los que el dolor es producido por una lesión del cartílago, y no usar el término “Condromalacia”.La Condropatía Rotuliana está facilitada por los traumatismos repetidos de la rodilla y por movimientos repetidos que producen compresión del cartílago; por factores estructurales como la alineación de la rodilla o la posición de la rótula; por insuficiencia de la vascularización del hueso bajo el cartílago; o por factores del paciente que facilitan la degeneración del cartílago.

En el cuadro clínico no siempre existe una correlación entre las manifestaciones clínicas y el grado de lesión anatómica, es decir, que pueden existir procesos muy dolorosos, incluso invalidantes, con una afectación mínima del cartílago.

Clínicamente, mediante la exploración física, es muy difícil distinguir la Condropatía Rotuliana de otros procesos que producen dolor anterior de la rodilla.

La Resonancia Magnética es muy sensible para el diagnóstico en las lesiones avanzadas, pero no en las lesiones incipientes. Se espera que las mejoras en la definición de la resonancia utilizando técnicas como Artro-resonancia (Suma de imágenes de Resonancia y TAC tras inyectar contraste en la articulación) y con Resonancias Magnéticas de alto campo (como la RMN de 3 Teslas), permita el diagnóstico de estas lesiones sin tener que recurrir a la artroscopia exploradora.

El diagnóstico definitivo de Condropatía Rotuliana se hace por visión directa del cartílago por artroscopia. Puede ser necesario recurrir a la exploración artroscópica para valorar el estado del cartílago o la existencia de lesiones no detectadas en la resonancia, cuando siga existiendo dolor a pesar de medidas conservadoras y de haber corregido los factores que empeoran el cuadro. Se clasifica en cuatro grados según su extensión y severidad.

Hay ocasiones en que incluso la artroscopia es normal. En estos casos la biopsia del cartílago puede evidenciar que este es de “mala calidad” (pobre en células, en colágeno tipo IV o con alteraciones de la matriz extracelular). A esto se llama “Condropenia cualitativa”

Al tiempo que se corrigen los factores asociados se instaura tratamiento médico, usando analgésicos orales o intra-articulares, fisioterapia para potenciar la musculatura, estimulación de la propiocepción… La condromalacia rotuliana se acompaña con frecuencia de inestabilidad femoro-patelar, que puede mejorarse con rehabilitación.

En último término, cuando el tratamiento conservador falla en el control de los síntomas, en el caso de que existan defectos circunscritos del cartílago, puede optarse por una opción quirúrgica.

Entre las técnicas más avanzadas para tratar los defectos del cartílago se encuentra elimplante de condrocitos autólogos (ICC) que permite tratar y solucionar el defecto del cartílago, una vez que se han solucionado los factores que lo desencadenaron. Esta técnica es muy efectiva en las lesiones focales del cartílago de alto grado, sin embargo la mayor parte de las condropatías rotulianas son de grado I o II (bajo grado) y presentan una alteración difusa, lo que hace que no sean candidatas a esta técnica.